sábado, 29 de octubre de 2016

El pH de una lágrima

Os transcribo una carta escrita por Sara Yebra Delgado, una compañera R2 de Medicina Familiar y Comunitaria en Gijón, porque transmite todo lo que creo que significa la profesión... y hace hincapié en las carencias que tiene nuestra formación en la facultad. Espero que os guste o al menos, nos haga reflexionar un poco.

"Por favor, no puedo más..."
Y empezó a llorar. Y ahí estaba yo en mi primera guardia con la realidad palpitando descorazonada. Unos ojos con más daños que años me miraban pidiéndome ayuda. Estaba desarmada, intenté recordar algo de lo que me había memorizado en la carrera, busqué en mi cabeza algún esquema, alguna clase magistral, y lo único que recordé haber aprendido sobre el sufrimiento fue cuál era el pH de una lágrima. Me sentía indefensa y estafada, como si todos estos años hubiera estado trenzando una honda infinita y me hubieran dado una patada en el trasero para salir al ring, donde me esperaba Goliat. Y no tenía piedras.

Me enseñaron la escala EVA del dolor, pero nadie me dijo como consolar el dolor de perder a Eva. Sé dar puntos simples, colchoneros, poner grapas, apósitos, vendas. Ni idea de como restañar las heridas que no sangran. Münchausen, Raynaud, Gilbert, puedo decir muchos nombres de síndromes raros pero se me atascan las frases que empiezan por "lo mejor es que no sufra", "no va a recuperarse", "lo siento". Un miligramo por kilo de peso, 500 mg cada 12 h. ¿Cuánto pesa la culpa? Se olvidaron de decirme lo importante, que a veces una sonrisa es analgésica y que el efecto es dosis dependiente y no tiene techo, que una mano en el hombro es el mejor antihistamínico contra la duda y llamar a la gente por su nombre es la benzodiacepina de inicio más corto y semivida más larga.

Al menos, si el camino es duro, la buena noticia es que estará lleno de piedras.

viernes, 12 de agosto de 2016

Consejos MIR-17: mantener el equilibrio

Durante la preparación del MIR estás muchísimos meses estudiando muy duro y es más fácil que la tensión te acabe afectando. Todo opositor tiene en algún momento u otro de la preparación agobio o pierde el equilibrio de una forma u otra, hasta el que sacó el número 1.
No te preocupes, es normal, pero aunque sea normal es importante controlarlo para que no afecte a tu rendimiento. 
Lo más importante durante la preparación del MIR no son las preguntas, ni los manuales ni siquiera las academias... Lo más importante eres TÚ. Si tú no funcionas, nada de lo demás lo hará. Por eso es muy importante que te cuides tanto física como mentalmente.

http://4.bp.blogspot.com/-ygDuIC9fLNc/VI4AUO0Cq8I/AAAAAAAAbcg/ekJu5zf840A/s900/ejercicios%2Bpara%2Bel%2Bequilibrio%2Bcorporal.jpg

Imprescindible:
- Lleva una dieta sana y equilibrada. 
Es algo obvio, pero es fácil dejarlo de lado si no tienes tiempo para cocinar, sobre todo si no vives en casa ni tienes a nadie que te haga la comida. No hay que ser obsesivos, no pasa nada por comer algún dulce o darte algún capricho gastronómico de vez en cuando... pero si vas a dejar de comer adecuadamente porque no tienes tiempo de hacer de comer, busca una solución: hacer de comer los domingos para toda la semana, hacer varios platos a la vez... Tu cerebro tiene que rendir al máximo y darle el combustible necesario es importante. 

- Deporte
Para mi fue imprescindible. Yo iba a correr, montaba en bici o me iba a nadar. Haced el deporte que más os guste o iros a andar, lo que sea, pero al menos 2 días a la semana durante 30 minutos conviene que os mováis. Vuestro cerebro y vuestro cuerpo lo agradecerán. 

-  Dormir 7-8 horas al día
Es el punto que más me costó cumplir porque soy bastante trasnochadora, pero es necesario para mantener un equilibrio adecuado en los horarios. Para rendir adecuadamente al día siguiente hay que estar descansado. Al principio es posible que rindáis adecuadamente a pesar de la falta de sueño, pero luego conforme estás más cansado todo cuesta más y dormir poco no ayuda...

- Descanso OBLIGATORIO un día a la semana
Es tu premio por todo el trabajo hecho y te ayuda a olvidarte del MIR por un día. Aprovecha para hacer alguna actividad que te apetezca, quedar con tus amigos o con los compañeros de la academia... Para mi los domingos fueron sagrados y me permitieron hacer un poco de todo: ir a un parque de atracciones, excursiones por la montaña, barranquismo, ir al cine o simplemente quedar a comer con amigos que veía poco... cada domingo buscaba algo diferente que hacer :)

- Conoce y utiliza técnicas de relajación. 
Es algo bastante importante, sobre todo si tienes tendencia a ponerte nervioso. Mi academia nos proporcinó un manual de autoayuda en el que se explicaban distintas técnicas de relajación. Yo elegí y practiqué bastante alguna de ellas y la usé incluso el propio día del MIR antes de empezar el examen. Mantener la calma, sobre todo el último mes de la preparación y el día del examen es bastante importante y puede afectar a vuestro resultado final de forma significativa.
Una buena opción es el yoga o el mindfulness (una "técnica nueva" que realmente es muy parecido a la meditación de toda la vida). Intenta hacerlo todos los días, son solo unos 10-15 minutos. No te obsesiones con relajarte en exceso, habrá días en los que no será posible y no pasa absolutamente nada por ello. Lo más importante es centrarse en la respiración y desde esa perspectiva, analizar como te encuentras ese día y aceptarlo tal como es.
Yo al final de la preparación usé mucho una clase de yoga que teníamos colgada en la web del alumno, pero hay mil opciones alternativas en internet. En youtube hay varios vídeos que os pueden servir como guía para hacerlo. Os pongo uno que pienso que puede ser buena opción para principiantes, y sobre todo porque es corto (apenas 13 minutos) pero hay gran variedad. Ya haré más adelante una entrada recopilando alguno más, porque hay otros más largos y más cortos que pueden ser útiles en otras situaciones (pre-simulacro, días en los que estés más nervioso etc.)


- Aprende y utiliza técnicas para descansar tu cuerpo:
Estás muchas horas sentado y lo normal es que a lo largo de la preparación tu cuerpo no esté igual que siempre: tendrás la sensación de que tus músculos se sobrecargan, que has perdido agudeza visual, tendrás dolores de espalda... Todo esto es normal. Es un efecto de estar tantas horas sentado leyendo. Pero puedes intentar paliarlo en parte haciendo pequeños estiramientos, ejercicios posturales etc.
Si encuentras tiempo para hacer pilates sería lo ideal, porque combina "relajación" y control del estrés, con corrección de hábitos posturales, mejoría de tono muscular y flexibilidad etc. dos de los principales problemas que os podéis encontrar durante estos meses. Podéis ir a clases presenciales si las tenéis disponibles cerca en un horario conveniente (es una buena forma de salir de las 4 paredes en las que estás encerrado todo el día) o bien buscar alguna clase online. Una clase que me gusta especialmente es ésta que está colgada en youtube:


Intentaré ir escribiendo algunos trucos y cosas que yo hacía y me resultaron útiles en próximas entradas.
Esto son los aspectos que considero imprescindibles. Luego ya cada uno tiene sus peculiar forma de enfrentarse al estrés. Yo por ejemplo, además de lo que os he comentado arriba, solía leer un rato antes de ir a dormir con algo de música de fondo, era mi premio cada día; algunos sábados salía de fiesta para despejarme, cuando estaba cansada me quedaba 5 minutos más debajo de la ducha... ¡Hay mil maneras! Lo importante es que haya algo de vida aparte del MIR...

sábado, 6 de agosto de 2016

Consejos MIR 16 - ¿Repetir el MIR? II

¡Hola a todos! Soy J. el amigo de la Dra Mireando que repitió el MIR. Existe una entrada anterior escrita por ella en la que con mi ayuda expone varios consejos basados en mi experiencia, pero en esta ocasión me ha parecido más cómodo escribir yo directamente la entrada porque explico varias cosas a nivel personal que es difícil plasmar escribiendo en 3ª persona. Si tenéis cualquier duda, podéis preguntarme libremente y os responderé muy gustoso.
Sobre este tema hay varios lugares más donde podéis obtener información, pero quiero reflejar mi propia experiencia por si os sirve de ayuda.
Para empezar os diré que preparé el MIR con una conocida academia en su modo presencial. Sólo teníamos clase al final de la semana.
A continuación os comento una serie de cosas que debéis preguntaros si habéis decidido repetir el MIR. En algunas de ellas os iré exponinedo mi experiencia personal para que os sirva de ejemplo.

El punto de partida es analizar en qué has fallado y puedes mejorar.
- ¿Estudié las horas recomendadas? ¿Cómo estudié? ¿A qué dediqué la mayor parte de la jornada de estudio?
Estas tres preguntas sonlas primeras que deberíais haceros. Es muy importante a la hora de valorar en qué has fallado. Siempre se puede mejorar algo en este aspecto. Muchos de los estudiantes que preparan el MIR, pierden mucho tiempo haciendo esquemas del manual de la academia. Esto puede servir para estudiar y ganar tiempo en vueltas sucesivas, pero también implica una pérdida de tiempo importante si no se maneja bien. Hacer esquemas puede hacer pensar que estás dedicando tiempo y horas de estudio, pero generalmente se requiere dedicar un tiempo exclusivamente a memorizarlos después de haberlos hecho, tiempo que no todo el mundo dedica.
Yo por ejemplo, cuando repetí el MIR me di cuenta de que le había dedicado muchas horas a hacer esquemas pero luego no había dedicado casi tiempo a estudiarlos. Eso lo hice en la 3ª y 4ª vuelta, pero el ritmo y el poco tiempo que hay en esas fases de la preparación me impidieron memorizar lo suficiente. En la academia nos decían que aquello que no has memorizado en 2ª vuelta no merece la pena repasarlo en la 3ª y 4ª... y yo hice las cosas al revés.
Es muy importante perder algo de tiempo en razonar, memorizar y sobre todo relacionar unas cosas con otras desde la primera vuelta si es posible. Al principio, cuando has visto pocas asignaturas la parte de relacionar es difícil, pero poco a poco irás consiguiéndolo.
Otro aspecto importante es valorar el rendimiento real de esas horas. Conforme van pasando los meses estamos sentados delante del manual, pero muchas veces el agotamiento no nos permite rendir al máximo. Es importante valorar cuánto hemos estado rindiendo y en caso de darnos cuenta de que no descansábamos lo suficiente en mitad de las horas de estudio, dedicar un tiempo a hacerlo.
Uno de los grandes fallos de la preparación suele ser no hacer suficientes test. Yo he de reconocer que el primer año no le di gran importancia a hacer preguntas. Decían que era importante, pero creo que no me insistieron lo suficiente en lo importante que es hacer preguntas... La segunda vez hice miles de preguntas, seguí estudiando y repasando mis esquemas, pero me pareció fundamental dedicar una parte de la jornada de estudio a las preguntas, aunque no hubiera acabado de estudiar lo que me tocaba.
- ¿Tuve ansiedad durante la preparación? ¿Hice el examen con muchos nervios? ¿Utilicé alguna técnica de relajación para controlarlo?
El aspecto psicológico de la preparación muchas veces es el gran olvidado. Los que saben controlarlo tienen un punto muy fuerte a su favor.
Yo tengo la mala suerte de pasarlo muy mal en los exámenes. La incertidumbre me agobia mucho y aunque hice los simulacros en la academia que nos preparan para el día del MIR, la realidad es que el examen es diferente. Lo más parecido que he tenido al MIR fueron los dos últimos simulacros y ni por asomo lo pasé igual de mal que el día del examen.  

Otro aspecto que es importante tener en cuenta es si cambiar de academia o seguir con la misma.
En este punto hay opiniones para todos los gustos y ninguna es perfecta. Normalmente, quedarte en la misma academia tiene ciertas ventajas: conoces el método, has subrayado ya los manuales y hecho esquemas basándote en ellos, algunas academias ofrecen repetir gratuitamente etc.
Por otro lado, cambiarte de academia también tiene algunas ventajas: si no encajaste en el método de la otra academia tienes uno nuevo que igual se adapta más a tu forma de estudiar, los simulacros son completamente nuevos (igual que el MIR), puedes aprovecharte de nuevas reglas mnemotécnicas y de conceptos en los que se hace más hincapié en una que en otra etc.
Como podéis observar, podría poner 1000 ejemplos más a favor de una u otra opción. Lo que quiero decir es que hagáis lo que hagáis al respecto, no creo que sea determinante, siempre que cojas el estudio con ganas y hayas analizado en qué fallaste. Por supuesto, si en tu autoanálisis te das cuenta de que no encajas en el método de la academia que habías elegido, cambiar ganaría puntos, pero únicamnete si de verdad piensas que eso ha tenido un gran peso en tu resultado.

http://www.revistasumma.com/wp-content/uploads/2015/05/Fracaso-%C3%A9xito.jpg


Por último, quiero dedicar unas líneas a un aspecto que me parece especialmente importante comentar. Es probable que ante un resultado peor de lo esperado en el MIR, sientas que has fracasado y eso te lleve a tener una mentalidad derrotista. No caigas en eso.
El MIR no determina como eres como médico ni un mal resultado te convierte en un fracasado. Los primeros días del postMIR al ver el resultado obtenido, pensé que nunca iba a poder conseguir mi objetivo y que era un completo fracasado. Luego te vas dando cuenta de que eso no es así... El día del MIR hay mucha tensión y una persona preparada puede tener un mal día por culpa de los nervios. Al mirar las preguntas para impugnar me tiré de los pelos viendo las tonterías en las que había fallado: es decir, no es que yo fuera tonto o no hubiera estudiado, simplemente hubo "algo" que me impidió dar lo mejor de mi mismo ese día y evidentemente debía tenerlo en cuenta la siguiente vez. El día del examen, no sé si por nervios, por falta de entrenamiento o simplemente porque no era mi día, fui más lento de lo habitual. Las últimas 50 preguntas las contesté a lo loco casi sin leerlas y muchas de ellas las fallé. ¿Un examen me convierte en un fracasado? Por supuesto que no. Es una prueba para ordenar, nada más. Mi valía como médico estaba de sobra demostrada al haber ido aprobando todos y cada uno de los exámenes de la carrera (y sobre todo en el trabajo ahora que ya soy residente) y mi valía como persona no es algo medible con un examen.
Muchas personas han logrado grandes cosas después de haber fracasado antes: a Steve Jobs, el fundador de Apple, lo expulsaron de su propia empresa y ni siquiera terminó sus estudios universitarios;  JK Rowling obtuvo numerosas respuestas negativas en las editoriales hasta que una le dijo que sí y logró el éxito de Harry Potter; Albert Einstein sacaba malas notas en el colegio...
Nunca dejes que nadie te diga que no eres válido, ni siquiera si ese alguien eres tú mismo.

Mucho ánimo a todos los que habéis decidido repetir el MIR. Algún día tendréis vuestra plaza y seréis muy felices con ella. Si en vuestro camino hasta conseguirlo necesitáis pedir consejo, no dudéis en hacerlo.

sábado, 25 de junio de 2016

Consejos MIR-15: Como mejorar en las imágenes

Al menos 35 preguntas de vuestro MIR van a estar asociadas a imagen. La dificultad de estas preguntas suele ser mayor porque las imágenes que os pueden poner son infinitas, desde una curva de supervivencia hasta un fondo de ojo, pasando por cosas más típicas como una placa de tórax o un ECG. Además son un arma de doble filo  porque para contestarlas se necesita en general más tiempo pero cuentan igual que cualquier otra. Por todo esto es importante que no os obsesionéis en exceso con las imágenes, salvo que tengáis aspiraciones muy altas tipo estar entre los 100 primeros.

Para preparar este tipo de preguntas yo creo que hay dos "pilares" fundamentales. El primero de ellos es ver cuantas más imágenes mejor, sobre todo de cosas más o menos típicas o habituales: obstrucciones intestinales, ECG, neumonías, tumores pulmonares... El otro pilar está basado en la realización de preguntas asociadas a imagen. Si en las preguntas de tipo test normales es importante practicar, en estas más, porque hay preguntas con imagen en las que aplicando trucos de test podéis ganar tiempo.

- Estudiar con imágenes Cuando os pongáis a estudiar, es muy importante que prestéis atención a las imágenes del manual que acompañan al texto. Lo normal es que en el texto pongan lo que se supone debéis ver en las imágenes y vosotros debéis hacer el esfuerzo intelectual de verlo.
Os pongo un ejemplo:

Aspergilosis broncopulmonar alérgica.
Imagen obtenida de: www.mbeneumología.org
Imaginad que os aparece esta imagen en el manual. Es una TC de tórax de una paciente con aspergilosis broncopulmonar alérgica, en donde se ven unas bronquiectasias proximales muy típicas de la enfermedad.
Lo normal es que si os ponen una imagen en el manual, al lado en el texto o en un pie de foto os digan que son típicas las bronquiectasias proximales... Vuestro trabajo es identificarlas y tratar de ver como son por si os ponen una imagen parecida, fácil ¿no? :)



- Material específico para preguntas con imagen
Además de mirar a conciencia las imágenes del manual, también es muy útil entrenarse específicamente en la visualización de imágenes. Normalemente todas las academias ofrecen algún material para entrenarse con imágenes. Yo utilicé mucho la base de imágenes de mi academia: pictioMIR. Además, nosotros teníamos la asignatura de radiología dentro del calendario, con un manual propio sobre radiología. A parte del material de mi academia, que considero que es más que suficiente para poder enfrentarse a las imágenes del MIR, también me prestaron material de otras academias a los que eché algún que otro vistazo, concretamente tuve los manuales de ECG y radiología de AMIR y el manual de imágenes de CTO. Si estáis en cualquiera de estas dos academias tendréis esos materiales y a mi en general me pareció que estaban bastante bien. Los que estéis en Oviedo no os preocupéis porque tenéis más que suficiente con las que te proporciona la academia. :)

Otra cosa que me pareció muy útil fue seguir en las redes sociales algunos perfiles en los que ponen casos clínicos, generalmente asociados a imágenes. Mi academia solía ponernos una radiografía cada día, normalmente procedente de radiopaedia.org, pero hay más perfiles en facebook y twitter de este tipo: learning radiology, NEJM... Hay varios y de bastante calidad. El único inconveniente es que la mayoría están en inglés, pero esto no debería ser un problema para un médico... ¡Aprovechad a utilizar las redes sociales en vuestro beneficio para aprender! :) El aprendizaje online cada vez es más potente y si sabes lugares específicos en los que buscar, hay muchísimas formas de sacarle partido a internet. La pega que le veo, es que en el MIR hay tan poco tiempo que no puedes ir haciéndote un recorrido por internet para buscar imágenes o casos clínicos decentes de todo lo que puede caer... Hay que seleccionar el material extra.
El primer año de imágenes en el MIR, una de las que pusieron había sido publicada previamente en la página web del NEJM, así que es un doble motivo para usar las redes sociales para aprender: puede que alguna de esas imágenes caigan en tu MIR

¿Cuándo mirar las imágenes?
Yo solía mirarme las imágenes de pictioMIR por asignaturas conforme íbamos estudiando cada una. Así me servía para repasar lo más importante y en algunos casos concretos (ej. obstrucciones intestinales) me era incluso tan útil ver las imágenes como estudiar el propio tema.
Cuando estaba cansada de tanto estudio, me ponía a hacer test o bien a ver imágenes.
En general, es más recomendable ver imágenes después de haber estudiado la asignatura que pretendáis entrenar. No le veo mucho sentido que os pongáis a ver fondos de ojo si no habéis estudiado todavía las características típicas del fondo de ojo de cada patología. En mi opinión, en la última vuelta conviene ver imágenes porque así las tenéis frescas para el día del MIR, pero a mi me resultó útil haber visto antes muchas imágenes porque es imposible interiorizar tantos datos en un mes y encima estando agotado...  al menos a mí me habría resultado muy difícil si no me las hubiera mirado antes.

¿Cómo se "estudian" las imágenes?
En las imágenes tenéis que hacer el esfuerzo mental de intentar descubrir por vosotros mismos ante qué estáis. Después, leed la leyenda para ver si habéis acertado. Es preferible este esfuerzo a leer directamente porque se os olvidará antes si simplemente leéis. Si no conseguís ver por vosotros mismos ante qué estáis, leed la explicación y volved a intentarlo de nuevo sabiendo que hay que buscar.
Otro dato importante es que aprendáis a reconocer patrones, no hay que memorizar una imagen de memoria porque el día del MIR no os pondrán esa imagen.

- Hacer preguntas test asociadas a imagen
Es importante que os entrenéis específicamente en hacer preguntas asociadas a imagen. Entrenando veréis que hay preguntas en las que la foto es totalmente prescindible y otras en cambio, se contestan sólo si reconoces la imagen.
La importancia de hacer preguntas con imágenes radica, en mi opinión, en que es necesario acostumbrarse a coger un hábito a la hora de resolverlas para ganar tiempo. El mío era el siguiente: 1º leía el enunciado y las 5 opciones, 2º miraba la imagen, 3º volvía a leer las opciones y marcaba la que pensaba que era. Es muy importante que miréis la imagen aunque sólo con leer el enunciado ya imaginéis cual puede ser la respuesta, porque hay casos en los que un pequeño detalle de la imagen puede cambiar el diagnóstico (Ej. pregunta MIR 2013 en la que la respuesta correcta fue "esclerosis sistémica" simplemente porque se acompañaba de una capilaroscopia; si no fuera por ese detalle, habría sido perfectamente compatible con un Síndrome de Raynaud)
Otro truco muy útil es mirar la siguiente pregunta en el caso de que haya dos preguntas asociadas a la misma imagen, os puede dar pistas para contestar la pregunta anterior...

En este último punto también ha habido cambios este año. Esta vez no había preguntas encadenadas, por lo que el truco de fijarse en la siguiente pregunta no tiene sentido. No obstante, sí que se puede intentar extraer la mayor cantidad de información posible del propio enunciado y tened en cuenta el consejo de las preguntas encadenadas por si alguna vez vuelve a ser así. No obstante es razonable que cada vez sea más importante identificar lo que se ve en la propia imagen sin ningún tipo de ayuda, ya que para las preguntas sobre clínica, tratamientos etc. ya están las demás preguntas del MIR.

Tengo pendiente publicar una entrada sobre páginas web útiles para aprender medicina, entre las que se encuentran numerosas páginas de radiología, casos clínicos con imágenes etc. así que os las pondré por ahí y así también le sirven a los estudiantes de medicina.


jueves, 23 de junio de 2016

Consejos MIR-14: Simulacros

Los simulacros son una de las partes más importantes de la preparación para el MIR. Es la principal herramienta para saber si estás estudiando correctamente porque puedes ver tu evolución, tanto global (netas) como en cada una de las asignaturas.
Pero un simulacro, bien realizado, sirve para mucho más que para evaluarte... Están pensados para aprender a controlar el riesgo y ajustar el tiempo (de hecho, es la mejor manera de aprender a controlar estos dos factores tan importantes). Y están diseñados para ser una herramienta de aprendizaje. 
En ellos hay todo tipo de preguntas: desde fáciles sobre conceptos básicos y repetidos hasta otras más difíciles o incluso imposibles. Tienen el mismo número de preguntas que un MIR real y se supone que tienen una proporción de preguntas también muy parecida a la del MIR, pero luego cada academia modifica un poco las proporciones de preguntas, los temas etc, según los objetivos que busquen. Los simulacros están muy bien pensados y cada academia los elabora de una forma u otra por un determinado motivo, así que confiad en ellos. Por ejemplo, en la academia en la que estuve los simulacros eran de 225 preguntas, sin las 10 de reserva, pero contenía más preguntas con imagen que los MIRes reales en previsión de una posible subida de preguntas de este tipo y tenían más casos clínicos, nos daban únicamente 4 horas en lugar de las 5 que hay en el MIR... Vamos que había unas cuantas diferencias con el MIR de verdad, pero todas esas modificaciones estaban hechas con unos fines determinados y yo el día del examen no sentí para nada estar en peores condiciones por haber hecho los exámenes en menos tiempo o no haber tenido preguntas de reserva. En cambio, otras academias trataban de que se pareciera lo máximo posible a un examen real. Cada una tiene una forma de hacerlo y todas son igualmente válidas :) 

¿Cómo hacer un simulacro?
El simulacro no deja de ser otro test más, con algunos matices. Lo más importante para sacarles rendimiento es aprender a manejar 3 cosas concretas: la corrección, la gestión del tiempo y ajustar el riesgo.

Normalmente las academias ofrecen la posibilidad de hacer los simulacros en la sede, para que os acostumbréis a hacerlo en un ambiente rodeado de gente lo más parecido al MIR real. Si tenéis esa opción, no dudéis en utilizarla, porque es importante hacerlos rodeados de gente que se levanta para ir al baño o resopla al ver una pregunta muy difícil xD Si os estáis preparando el MIR a distancia o en vuestra academia no están programados todos los simulacros en sede, lo ideal es que lo hagáis en una biblioteca.
Otros detalles importantes a tener en cuenta son: aprender a descansar en mitad del examen, comer algo que aporte glucosa para aguantar las 5 horas o ir vestidos con varias capas para no pasar ni frío ni calor. Haréis por lo menos una veintena de simulacros, si no son más, así que no os agobiéis por no controlarlo todo desde el principio. Lo ideal es que vayáis probando cosas y al final os acostumbréis a hacerlo de la misma manera siempre.

Por donde empezarlo
Normalmente, las preguntas con imagen suelen necesitar más tiempo, así que lo mejor para no perder demasiado tiempo es empezar por la primera pregunta sin imagen. Una vez hechas todas las preguntas sin imagen, hay que hacer las asociadas a imagen. 
Algunas academias además recomiendan empezar por un bloque de preguntas de una asignatura que se os de mejor o para la que necesitéis estar especialmente frescos. El MIR normalmente se organiza por "bloques" de asignaturas, pero en la única versión en la que están perfectamente ordenados es en la versión 0 del examen (la que se entrega si hay algún fallo en tu examen). En el resto de versiones, aunque hay varias preguntas de la misma asignatura seguidas, no está completamente ordenado y podéis encontraros alguna pregunta de otra asignatura en medio del bloque de otra. 

Control del tiempo
Las preguntas sin imagen hay que hacerlas a una velocidad de 1 minuto/pregunta. Las de imágenes se deben hacer a 2 minutos/pregunta. 
Debéis acostumbraros a ir a los simulacros con reloj y a ir controlando el tiempo con cierta frecuencia, cada 15-20 minutos, para acelerar si vais retrasados. Además, es recomendable parar cada 60 preguntas (= aproximadamente cada hora) para hacer un pequeño descanso, ir al baño o comer algo. Por supuesto, todo esto es un poco orientativo. Si alguien se cansa antes o aguanta más, puede cambiar esos descansos. Lo importante es tener en cuenta que el rendimiento suele caer a lo largo del examen por agotamiento (y por eso hace falta un pequeño descanso a mitad) y hay que tener previsto en el tiempo total del examen los descansos o ir al baño, para controlar vuestro tiempo. 
En la academia donde me preparé, nos daban sólo 4 horas en lugar de las 5 habituales que tiene el MIR oficial. Esta escasez de tiempo al principio puede agobiar y producirte problemas para acabar, pero más adelante acabas cogiendo el ritmo. Y créeme que el día del MIR se agradece. Salvo que seas un bloque de hielo que ni siente ni padece, los nervios harán que vayas más justo de tiempo. Yo solía hacer los simulacros en 4 horas (y alguno en menos) y el día del MIR agoté mis 5 horas. Sólo me sobraron 5 minutos y porque aceleré por miedo a no acabar...
Por eso, aunque al principio cueste esfuerzo y vuestros resultados sean peores por disponer de menos tiempo, yo recomendaría a todo el mundo, que independientemente del tiempo que os deje la academia, intentéis hacerlos en 4 horas a fin de intentar tener un "impedimento" que compense los que tengáis el día del MIR y no tenéis el resto de simulacros (por ejemplo, los nervios).

Plantilla
Lo único que al Ministerio le importa es vuestra plantilla de respuestas. Es la parte más importante del examen. Normalmente dan el cuadernillo de preguntas, un cuadernillo de imágenes independiente y la plantilla de respuestas que son 3 páginas autocopiativas (¡así que olvidaros del tippex!). 
Mi academia nos recomendaba ir escribiendo la respuesta directamente en la plantilla. Este método tiene el inconveniente de que puedes equivocarte al dejar algunas preguntas en blanco y seguir contestando sin darte cuenta... Por este motivo, otras academias recomiendan contestar en el cuadernillo y luego ir pasando las preguntas a la plantilla en bloques de unas 50 preguntas y ese tiempo sirve para descansar sin pensar preguntas. El inconveniente que tiene es que si terminas muy justo de tiempo, puede que no hayas pasado todas las preguntas en la plantilla.
Yo probé las dos maneras y al final decidí hacer una mezcla, porque el 90% de las veces que me había dejado una pregunta en blanco, la liaba al pasar la siguiente pregunta. Al principio del examen contestaba en el examen y pasaba en bloques y el final del examen, iba contestando directamente a la plantilla una a una (mejor "perder" 2-3 preguntas que "perder" 50). Yo os recomiendo que probéis las dos formas y os quedéis con la que os vaya mejor o que hagáis una adaptación como hice yo. Lo que no es aconsejable es pasarlo todo entero al final... eso es muy peligroso. 

Respecto a como es la hoja de respuestas este año ha habido cambios. En mi MIR había que poner directamente el número de la respuesta correcta (del 1 al 5). A partir de este año el sistema ha cambiado y hay que marcarlo en unas casillas preparadas para eso.  Algo parecido a la foto que os pongo, pero en teoría con una fila añadida por si necesitáis corregir la respuesta.

Control del riesgo (dejar preguntas en blanco)
Para mi es una de las partes más difíciles de la preparación. Para conseguir puntos y en consecuencia, un buen puesto, hay que arriesgarse. Pero si te arriesgas demasiado, puedes perder demasiados puntos. Nosotros teníamos una herramienta llamada arriesgaMIR que intentaba ayudarnos en la tarea de decidir cuántas dejar en blanco y al final siguiendo sus consejos llegué a mi punto óptimo de preguntas en blanco. Si no disponéis de una herramienta similar, mi consejo es arriegaros todo lo que podáis en función de vuestros conocimientos. Yo probaría a contestar sólo cuando dudéis entre 3 y mirar más o menos cuantas os dejáis. Si así os dejáis demasiadas en blanco, contestad también si dudáis entre 4 y mirad cuántas os dejáis. Y a partir de ahí, ajustad todo lo que podáis, porque seguramente vuestro número ideal de preguntas en blanco estará entre esos valores. Y bueno, se supone que cuanto más estudiáis y más netas sacáis es porque tenéis mayores conocimientos y debéis arriesgaros más... Y hasta aquí puedo leer. Como ya he dicho, este tema es de los más complejos y más complicados de controlar, así que no os agobiéis demasiado y ante la duda: arriesgad. Con esto de que hay un distractor menos este año, no sabría muy bien como ajustar lo del factor riesgo, la verdad... Con 5 opciones, si dudabas entre 5 no compensaba contestar... y si dudabas entre 4 te quedabas igual, así que era decisión tuya que hacer. Pero ahora, dudando entre 4 hay más opciones de acertar, así que por lógica me arriesgaría.
Como mantienen la penalización de 0.33 por pregunta fallada, creo que va a ser más fácil conseguir más netas (porque hay menos distractores) pero va a ser más fácil para los que saben menos, así que no sé hasta qué punto eso va a traducirse en mejor número de orden. Al revés... va a haber más personas apelotonadas con las mismas netas y creo que en general va a haber más incertidumbre en cuanto a estimaciones de número de orden... Yo particularmente, viendo las circunstancias, me arriesgaría, incluso dudando entre 4. 

Corrección del simulacro
La otra parte importante del simulacro es su corrección. Merece la pena dedicar tiempo a corregirlos porque se aprende mucho y es una forma diferente de aprender, para mi mucho más entretenida y amena. 
Si estáis en una academia en la que hay clase de simulacro, vídeo de corrección o algo similar, os recomiendo que lo veáis o vayáis a clase, porque en general, suelen contar trucos para resolver preguntas, te dicen reglas mnemotécnicas, novedades importantes etc. 
Yo vi todas las clases de simulacro y me anoté en un cuaderno pequeños trucos para acertar más preguntas. Además me hice una guía de colores para clasificar mis fallos: 
- En todas las preguntas falladas y no contestadas me ponía un punto rojo al lado señalándome que esa pregunta había que corregirla o repasarla más porque la tenía mal. 
- Además, las preguntas falladas por despistes me las marcaba con un fosforito rosa. 
- Las preguntas fáciles que fallaba, las remarcaba con un fosforito verde y las repasaba dos veces (al corregir y luego una "ronda extra" sólo de preguntas fáciles falladas. 
- Las preguntas en las que dudaba si contestar y finalmente dejaba en blanco, me las marqué en amarillo. Combinando la información del arriesgaMIR sobre preguntas falladas y el número de preguntas en amarillo, me hacía una idea de mi control de riesgo para ajustarlo la semana siguiente. 

Además, me anotaba aparte, separados por asignaturas, los conceptos clave de las preguntas falladas y los iba repasando de vez en cuando; cada semana me miraba: los conceptos clave que tenía anotados de esa asignatura + conceptos clave de las asignaturas en las que había fallado más en el simulacro de la semana anterior. 

Es recomendable que repaséis bien las preguntas, especialmente las que habéis fallado y aquellas en las que habéis dudado mucho, pero si tenéis tiempo lo recomendable es que os miréis todas porque así reforzáis conceptos. 
Yo de todos los test, que eran muchos, en los únicos que me miraba también las preguntas acertadas fue en las correcciones de los simulacros. En los demás sólo me repasaba las falladas porque no me daba tiempo a todo...

¡IMPORTANTÍSIMO!
Ni se os ocurra cambiar algunas respuestas de vuestra plantilla antes de meterla a la página web, ni terminar el simulacro si no os ha dado tiempo en el tiempo establecido. En algún momento tendréis ganas de autoengañaros pensando que vais mejor, modificando ligeramente los resultados. Casi todos hemos tenido la tentación en algún momento, pero de verdad, NO SIRVE PARA NADA. El día del MIR cuando se pasen las 5 horas del examen entregaréis vuestra plantilla, tal y como esté: si habéis leído y respondido mal una pregunta, mal estará, si no os ha dado tiempo a acabar y os habéis dejado 40 en blanco, no va a ir nadie del Ministerio a vuestra casa a que respondáis lo que os falta. Así que si os va mal un simulacro o no os da tiempo, ¡aprovechad para aprender de vuestro error! Es mejor que os duela un simulacro desastroso, que un MIR desastroso... las consecuencias son muy distintas.

domingo, 13 de marzo de 2016

Consejos MIR 13 - Guía para elegir especialidad

Sé que tengo pendiente a segunda parte de "Repetir el MIR", pero en la anterior ya se recoge lo imprescindible para estos momentos y creo que es importante dedicar antes una entrada a los que van a seguir el proceso de elección (la mayoría de los que habéis hecho el examen).

En esta entrada no pretendo vender ninguna especialidad, ni decir las ventajas e inconvenientes que tienen cada una... es una pequeña guía de lo imprescindible y unos consejitos para elaborar vuestra lista para ir al Ministerio.

Lo primero que tenéis que decidir es si váis a hacer "turismo hospitalario" o no.

Ventajas del "turismo hospitalario"
- Os permite ver mejor en qué consiste esa especialidad y las condiciones de trabajo/aprendizaje de ese hospital.
- Podéis preguntar cara a cara por las condiciones docentes/trabajo en un hospital concreto (ver expresiones faciales al responder es casi más importante que lo que te cuentan).
- Es posible hablar con varios residentes de varios años.
-Podéis aprovechar para pasar por varios servicios.
-En algunos sitios os dan la oportunidad de estar con algún residente viendo como se trabaja.
- Permite comparar varios servicios a priori similares. 

Inconvenientes del "turismo hospitalario"
- Es prácticamente imposible (por tiempo y dinero) ir a ver todas las opciones posibles, por lo que hay que seleccionar.
- Los residentes pocas veces van a hablarte mal de su servicio estando en el hospital... y menos si hay adjuntos cerca.
- Es imposible tener una idea de como es ese servicio en tan poco tiempo.


¿Qué es imprescindible preguntar? 
- Rotaciones: por donde se rota y cuánto tiempo, si hay algún déficit en alguna rotación, si dejan rotar fuera (en España y en el extranjero) y en caso afirmativo cuántos meses.
- Guardias: número de guardias, si hay adjunto de presencia o estás doblado, si hay guardias de puerta y si te dejan librarlas.
- Docencia: si en general los adjuntos están implicados en enseñar, si hay sesiones y cuántas y el tipo de sesión, cuántas presenta el residente, si tienes posibilidad de acudir a cursos/congresos y si te financian alguno.
- Ambiente laboral: como es la relación entre residentes y adjuntos y entre los propios reidentes.
- Medios materiales: si hay aparatos modernos (sobre todo en especialidades que utilicen algo tecnológico tipo cirugías, anestesia, rayos etc.)
- Volumen de trabajo ( a mayor volumen más variedad de casos, pero generalmente mayor saturación de los adjuntos de cara a poder ejercer docencia), si el residente tiene un trabajo para él asignado, si el volumen de trabajo permite una supervición adecuada...
- Investigación: si se publica, si dejan publicar al residente, si hay grupos de investigación en el servicio (financiados o no), si hay facilidades para hacer la tesis etc.

Estas preguntas sirven para hacerse una idea general de las condiciones del servicio. El peso de cada una de estas cosas depende un poco de cada uno de vosotros y del perfil profesional que queráis lograr. Para algunos será más importante "hacer mano" para otros será la parte investigadora la que tenga más importancia...

TC en patología musculoesquelética

Durante muchos años hasta que se expandió el uso de la Resonancia Magnética (RM), la Tomografía Computarizada (TC) fue la prueba de elección en aquellos pacientes en los que la radiografía simple no era suficiente. Al aparecer la RM, la TC fue desplazada paulatinamente porque permitía diagnostica patologías de partes blandas que eran prácticamente imposible de diagnosticar con TC.

Actualmente las distintas técnicas de imagen conviven y tienen unas indicaciones precisas en el mundo de la patología musculoesquelética.
En la actualidad la TC tiene un papel muy importante en la valoración de la patología ósea. Es imprescindible en la planificación de la cirugía de las fracturas complejas, en el diagnóstico de los tumores óseos y en el seguimiento de determinadas situaciones, como por ejemplo tras el implante de prótesis.

¿Para qué necesita un traumatólogo una TC en la fractura?
Algunas fracturas comprometen el funcionamiento de la articulación y es imprescindible conocerlo antes de meterse a quirófano para decidir el tipo de cirugía y osteosíntesis. Además, con los avances tecnológicos, podemos disponer de reconstrucciones en 3D muy parecidas a como encontraremos el hueso al abrir.

¿Para qué sirve la TC en el seguimiento?
Hay algunas patologías que requieren un seguimiento para detectar complicaciones. Por ejemplo, en el caso de prótesis de cadera, que se pueden movilizar o desgastar con el paso del tiempo. Mediante el empleo de una TC, puede estudiarse y medirse si hay alguna desviación, aflojamiento o problema añadido con el paso del tiempo. También es útil en el seguimiento de fracturas que no van bien, para valorar si la fractura ha consolidado, si ha habido una consolidación viciosa etc.

¿Como aprender TC musculoesquelética?
Existen numerosas formas de hacerlo: online, libros etc. El mayor problema es m¡que muchos de los libros existentes están centrados en el diagnóstico por imagen en general (Rx, TC, RM centrados en un órgano/sistema) o en un único aparato pero dedicado al cuerpo entero (grandes tratados de TC de cuerpo entero). Hay pocos manuales que se centren en exclusiva en la TC musculoesquelética.

La editorial médica panamericana lanzó hace unos años un librito muy simple pero muy práctico que puede ser muy útil para aprender únicamente sobre esta técnica. Se llama "Tomografía Computarizada multicorte en patología musculoesquelética"  y recoge lo más importante para la práctica clínica habitual.

 

 Está pensado sobre todo para traumatólogos y radiólogos dedicados a este campo, pero también puede ser muy útil para reumatólogos o rehabilitadores. Se centra además de en la técnica idónea, también en las indicaciones y limitaciones de la prueba.